jueves, 25 de noviembre de 2010

XXV

Como sol de invierno
que no puede calentar
como agua de mar
que la sed no puede calmar.
Así es tu corazón
incapaz de amar
Como lucero fugaz
que antes de llegar
ya no esta
Como rayo en la tormenta
cuya luz es recuerdo
y nada mas
Así es el latir de tu corazón por mi
mucho ruido,y ya esta.
Tarha

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Por qué el desencanto, señor?

neyla{T} dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.