jueves, 25 de noviembre de 2010

XXIV

Sueños rotos y vencidos
anegados por la realidad
destruidos en un vació
de triste oscuridad.
Sueños rotos de futuro
terminados de esperanza y de fe
ya acabaron los sueños
lágrimas amargas por lo que no fue.
Tarha.