miércoles, 24 de junio de 2015

LXIII

Como quisiera,
no existiera la distancia,
para as poder sentir
de tu piel la fragancia.
Que descubrir a Afrodita
y un mundo nos separe
convierte la bella Arcadia
en un páramo del Hades.