miércoles, 24 de junio de 2015

LXI

No llorare por el final
ni por lo que pudo ser
ni lamentare el tiempo pasado
que se,no ha de volver.
Es mejor saberse muerto
y gozar de la paz
que creerse entre vivos
y con el espejismo del amor soñar.
Adiós amada mía
adiós y nada mas
pues hoy al fin muero
para no volver ha amar jamas.