sábado, 5 de noviembre de 2011

XXIX


Aun en mi memoria queda
el sonido de aquella risa
que escuchaba cada vez
en el rincón del jardin
alli donde hoy
solo el silencio espera;
Y recuerdo la alegria
al ver la hora llegada
en que nos encontrariamos
junto a nuestro árbol
donde tantas veces
tus negros ojos veria;
Quien rompio nuestro camino?
quien nos alejo del sueño?
quien nos nego la vida?
fue la vida que nos separo?
o fue la voz impia
quien torcio nuestro destino?;
Quizas nunca lo llegue a saber
quizas nadie me lo quiera contar
quizas todo lo llegue a olvidar
pero siempre cada tarde
solo en nuestro arbol
cada tarde inutil,esperare.
Por ver de nuevo tu felicidad
reflejada en tu sonrisa
por saberte soñadora
sin temores ni porques
unidos para siempre
en nuestra vieja amistad.
Tarha.