domingo, 17 de agosto de 2008

VII

Como la mar bañando la playa

saltando por entre las rocas

hasta besar tu piel;

Como el sol brillando

por entre las nubes

iluminando tu rostro;

Como el vergel de vida

que nace del desierto

para adornar tu pelo;

Como el viento que gime

entre las ramas del bosque

susurrando tu nombre;

Como la sangre que late

ardiendo en mi pecho

al oir el sonido de tu voz;

Tarha